¡Bienvenido a RLATAM!

Revoluciones Latinoamérica es un blog informativo y de análisis sobre el acontecer diario en América Latina, administrado por Mónica Solís y creado por Samuel R. García en agosto del 2009. Aquí encontrarás la información puntual y objetiva sobre lo que sucede en países como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Frente Nacional de Honduras analiza acciones de la resistencia

Publicado por Revoluciones MX domingo, 9 de agosto de 2009 0 comentarios

Prensa Latina

La resistencia antigolpista de Honduras analizará hoy sus acciones para restaurar el orden constitucional en vísperas de la llegada a la capital de una marcha nacional y una misión mediadora internacional.

El Frente Nacional contra el golpe de Estado convocó para esta tarde una nueva asamblea de las fuerzas populares con ese propósito en su esfuerzo por derrotar el golpe militar del 28 de junio último.

En el plano interno, miles de personas son esperadas el martes en Tegucigalpa y San Pedro Sula, 250 kilómetros al norte, en la Marcha Nacional de Resistencia Popular, iniciada el miércoles último.

La caminata, que partió desde comunidades de las cuatro regiones de la nación, extendió aún más el rechazo de la población al gobierno de facto, de acuerdo con las evaluaciones de los dirigentes del Frente.

El martes llegará también a Honduras una misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) dentro de los esfuerzos de ese organismo para buscar una solución negociada a la crisis desatada por el golpe. El coordinador general del Frente, Juan Barahona, afirmó ayer durante un acto cultural de la resistencia que las organizaciones populares estarán atentas a las gestiones del organismo hemisférico.

Estaremos pendientes de la misión de cancilleres de la OEA, la que debe poner un plazo, un día y una hora, para que los golpistas abandonen el poder que han usurpado, expresó.

La OEA condenó el golpe militar de la madrugada del 28 de junio pasado y exigió la restitución incondicional del presidente depuesto, Manuel Zelaya, y posteriormente decidió suspender a Honduras de la organización.

Una mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, a solicitud de Estados Unidos, trató de lograr el regreso de Zelaya, pero le impuso severas condiciones como una amnistía a los golpistas y renunciar a impulsar una democracia participativa.

Esas gestiones fracasaron debido al rechazo del gobierno de facto de permitir la restitución del presidente constitucional, aún con las limitaciones para ejercer su cargo propuestas por Arias.

En tanto, los jefes de las fuerzas armadas y el presidente de facto, Roberto Micheletti, realizaron una ceremonia con un millar de reservistas del ejército en la casa de gobierno.

Según Micheletti, no es intención del régimen empuñar las armas contra los hondureños, sino tan solo quiere "medidas disuasivas para frenar la violencia".

rc/rl

Vicenç Navarro / El Plural

Varios medios de información en España han reproducido los argumentos dados por los propios golpistas hondureños para explicar el golpe de estado en aquel país. Tales medios han señalado que el Presidente Zelaya había violado la Constitución, convocando ilegalmente un referéndum para “perpetuarse” en el poder. Se acepta así, la explicación dada por los golpistas, que señalan que la expulsión del Presidente Zelaya ocurrió para impedir que éste convocara un referéndum a fin de alargar su mandato. Un ejemplo de ello es el reportaje del corresponsal de El País en Tegucigalpa, que indicaba que “Zelaya fue derrotado y expulsado el 28 se junio pasado, después de intentar organizar un referéndum para abrir la vía a la reelección, que había sido declarada ilegal por las instancias judiciales” (04.08.09). Según tal reportaje, el golpe tenía por objetivo, pues, evitar que Zelaya se perpetuara en el poder.

Esta explicación ha aparecido en los cinco diarios de mayor tiraje del país. De todos ellos, La Vanguardia ha sido el periódico que ha promovido con más intensidad esta explicación. Su corresponsal en América Latina ha entrevistado nada menos que a Romeo Vásquez, General que realizó el golpe militar, el cual niega en la entrevista que lo que ocurrió en Honduras hubiera sido un golpe militar pues la detención y expulsión del Presidente respondía a principios constitucionales. El entrevistador, el Sr. Ibarz, de cuyos reportajes hablé ya en otro artículo (“Las falsedades sobre Honduras”, Público, 23.07.09) también entrevistó al Cardenal de Honduras, el Sr. Rodríguez Maradiaga, que alegó los mismos argumentos. Por cierto, ninguno de los dirigentes del movimiento en defensa del Presidente Zelaya ha sido entrevistado por La Vanguardia.

La causa principal del golpe, sin embargo, no fue impedir que Zelaya se perpetuara en el poder. El mal llamado referéndum (en realidad fue una encuesta popular gestionada por el Instituto Nacional de Estadística) no hablaba de la reelección del Presidente. En tal encuesta se consultaba a la población si ésta creía aconsejable que se eligiera a una Asamblea Constituyente que permitiera cambiar la Constitución. Y ahí está el meollo de la cuestión. Lo que motivo el golpe fue el deseo de la oligarquía hondureña de mantener intacta la Constitución instaurada por la última dictadura militar. Tal Constitución otorga gran número de privilegios a la oligarquía del país, incluyendo a las fuerzas armadas y a sus aliados en EE.UU. Eran estos privilegios los que la oligarquía y sus fuerzas armadas querían mantener a toda costa. Existía el temor, entre la oligarquía, de que una nueva Constitución pudiese, por ejemplo, pedir la eliminación de bases militares extranjeras en territorio hondureño. Hoy, el Pentágono de EE.UU. tiene una base militar en Honduras, la única existente en Centroamérica, una región de gran importancia estratégica para las fuerzas armadas de EE.UU. Éstas y las fuerzas armadas hondureñas eran conscientes del intento de los progresistas hondureños de cerrar la base, una base que ha sido el centro de actividades militares y represivas llevadas a cabo por las fuerzas militares estadounidenses en toda la región. Las fuerzas armadas hondureñas y sus aliados estadounidenses no desean cambios en la situación actual. De ahí que una de las primeras condiciones que puso el nuevo gobierno golpista al Presidente de Costa Rica (Sr. Óscar Arias) en su mediación fue precisamente que no se cambiara la Constitución.

Las fuerzas progresistas hondureñas querían, también, el enjuiciamiento de los militares que aterrorizaron a la población durante la horrible dictadura que se estableció con el apoyo del Gobierno Federal de EE.UU. También pedían que (como en España) se encontraran a los desaparecidos durante la dictadura y periodos posteriores, en actos de represión política, cuando miles de hondureños y ciudadanos de otros países de Centroamérica fueron asesinados debido a su defensa de la libertad y de los derechos civiles y sindicales de las clases populares. El Presidente Zelaya había aprobado el inicio de tal investigación.

La respuesta de EE.UU.

En EE.UU. la administración Obama está dividida sobre como responder a esta situación. El Partido Republicano apoya a los golpistas y sus argumentos son semejantes a los propuestos por el corresponsal de La Vanguardia, el Sr. Ibarz. El Sr. Zelaya –según ellos- no es ya el Presidente de Honduras, pues, ha sido sustituido por un nuevo gobierno que es el legal. Es interesante señalar que hace setenta años, La Vanguardia (llamada entonces La Vanguardia Española), propiedad de la familia Godó (que apoyó el golpe militar del General Franco en 1936 y la enormemente represiva dictadura que estableció), promovió argumentos legitimadores del golpe militar español, utilizando argumentos casi idénticos a los que su corresponsal utiliza ahora para apoyar a los golpistas hondureños. En España, el gobierno del Frente Popular, en 1936, había violado -según los golpistas- la Constitución española. Se sublevaban –según ellos- para defender la legalidad.

Este apoyo al nuevo gobierno golpista hondureño aparece también entre sectores conservadores del Partido Demócrata. La Administración Obama, sin embargo, considera al Presidente Zelaya como el Presidente legal de Honduras. Este reconocimiento es un paso positivo y marca una distancia con administraciones anteriores. Ni que decir tiene que adoptar una postura distinta habría significado enfrentarse a la gran mayoría de gobiernos de América Latina, así como a la opinión mundial. Ahora bien, la vía de la mediación, propuesta por la Administración Obama y por la OEA, y dirigida por el Presidente de Costa Rica, Óscar Arias, ha abierto la posibilidad de que el Presidente Zelaya vuelva a Honduras como Presidente y a la vez se cancele el intento de cambio de la Constitución. El proceso de mediación, al reconocer a los golpistas, sentándolos en la mesa de mediación al mismo nivel que al gobierno legítimo de Honduras, dio gran poder de veto a los golpistas con lo cual, si se elimina cualquier intento de cambio de la Constitución, se habrá conseguido lo que los golpistas deseaban, es decir que no se cambie la Constitución. De ahí el gran riesgo que supone el proceso de mediación, promovido por la Administración Obama, y liderado por el Presidente de Costa Rica. Tal proceso puede conseguir lo que los golpistas deseaban. De ser así, el proceso habrá alentado a que se produzcan otros golpes de estado en América Latina, pues mostrará que dar golpes de estado es rentable, al conseguirse a través del golpe lo que no se puede obtener a través de las urnas.

Una última observación. El argumento de evitar que dirigentes políticos de América Latina “se perpetúen en el poder” se utiliza constantemente para intentar parar los intentos de aquellos presidentes latinoamericanos, democráticamente elegidos, de cambiar el sistema electoral permitiéndoles presentarse de nuevo, convirtiendo sus sistemas electorales en sistemas semejantes a los sistemas europeos. En la mayoría de países europeos no existen límites en el mandato del Presidente. En Cataluña, el Presidente Pujol gobernó durante 23 años y el Presidente Erlander en Suecia, también, 23 años, sin que los sistemas electorales catalán o sueco pudieran considerarse dictatoriales, pues siguieron las reglas del proceso democrático. El hecho de que los candidatos puedan ser elegidos tantas veces como el electorado desee, no convierte el proceso en dictatorial. Que un proceso sea democrático o no depende del proceso electoral en si y sobre todo de la pluralidad de partidos y opiniones existentes en el proceso electoral sin limitaciones en la presentación de alternativas. Y es ahí donde el centro del análisis debiera fijarse y no en que sea o no el mismo candidato el que se presente. El sistema electoral bipartidista, no proporcional, que existe en muchos países de América Latina, limita enormemente las posibilidades democráticas de aquellos países, lo cual se debe, no al número de veces que los Presidentes pueden presentarse de nuevo a las elecciones, sino a la escasa representatividad proporcional de sus sistemas electorales y limitada posibilidad de participación popular en sus sistema político. Fijarse en lo primero (la posibilidad de repetir mandato), ignorando lo segundo (la escasa diversidad de sensibilidades políticas y limitada participación ciudadana), es el punto flaco de la mayoría de críticas a la mal llamada “perpetuación en el poder”, argumentación que se hace en nombre de la defensa del sistema democrático.

* Vicenç Navarro es Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Policy Studies and Public Policy. The Johns Hopkins University

Amy Goodman*

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, que fue derrocado y enviado al exilio en plena madrugada hace poco más de un mes, goza de apoyo mundial para su regreso, con la excepción del gobierno de Barack Obama. A pesar de que Obama inicialmente calificó el derrocamiento de Zelaya por parte de los militares como un golpe, su gobierno dio marcha atrás. La secretaria de Estado Hillary Clinton dijo que el intento de Zelaya de cruzar la frontera hacia Honduras fue "irresponsable". ¿Será que los lobbistas que tienen una posición privilegiada en Washington están forjando la política exterior estadunidense?

Lanny Davis fue asesor especial del presidente Bill Clinton de 1996 a 1998, se desempeñó como abogado, administrador de crisis y vocero durante los diversos escándalos de Clinton. Ha desarrollado una especialidad muy lucrativa como socio de Orrick, Herrington y Sutcliffe, que ofrece un servicio "único de asesoramiento en comunicaciones en situaciones de crisis legal" y brinda apoyo a personas involucradas en investigaciones o escándalos. Según recientes documentos presentados al Congreso, Davis está haciendo lobby para el capítulo hondureño del Consejo de Empresarios de América Latina. Zelaya recientemente había aumentado el salario mínimo en Honduras.

Davis declaró ante el Congreso el 10 de julio y dijo que sus clientes "consideran que la mejor oportunidad para una solución es el diálogo entre el señor Zelaya y el presidente [Roberto] Micheletti, con la mediación del presidente [Óscar] Arias, que está teniendo lugar en este momento en Costa Rica". Esto lo dijo antes de que la mediación de Arias terminara en un llamado en favor del retorno de Zelaya. El portavoz del golpe, César Cáceres, dijo: "El anterior mandatario de Honduras nunca podrá volver a asumir la presidencia porque ha declarado fracasada la mediación".

Davis continuó su declaración ante el Congreso: "Nadie quiere que se derrame sangre, y nadie debería estar incitando a la violencia". Sin embargo varios seguidores de Zelaya fueron asesinados y ha habido un gran ataque a los medios independientes, lo cual ha provocado que sea muy difícil obtener información.

En una comunicación telefónica que mantuve con Zelaya cuando se encontraba en Nicaragua, cerca de la frontera con Honduras, le pregunté sobre la reticencia de Obama a utilizar la palabra golpe. Me dijo: "La humanidad entera, gobiernos, organismos internacionales, todos los abogados y jueces del mundo han calificado el hecho de capturar a un presidente a las 5 de la mañana sin hacerle ningún juicio, capturarlo a balazos, como un golpe de Estado. Nadie duda de que eso es un golpe de Estado."

Bennet Ratcliff, otro personaje vinculado con el gobierno de Clinton, fue un asesor fundamental del presidente de facto Micheletti durante las negociaciones de Costa Rica. Según la biografía que figura en la página web de su empresa, Ratcliff creó "anuncios de televisión y radio para las campañas del presidente Bill Clinton de 1992 y 1996". Otra socia de la empresa, Melissa Ratcliff, "trabajó como estratega de comunicaciones para la Casa Blanca en el gobierno de Clinton". Su empresa promete "acceso a autoridades clave y personas influyentes".

El lobbista Roger Noriega tiene objetivos similares contra Zelaya. Fue subsecretario de Estado para América Latina durante el gobierno de George W. Bush y es ex asistente del senador Jesse Helms. Noriega fue contratado para hacer lobby en favor del golpe por la Asociación Hondureña de Maquiladoras, propietarios de fábricas que exportan productos, principalmente a Estados Unidos, y pagan salarios muy bajos.

Tanto Noriega como Davis representan a los intereses empresariales que se benefician del "libre comercio" con Estados Unidos. Zelaya, electo originalmente con el apoyo del sector empresarial hondureño, dio un giro hacia políticas más populares. Recientemente hizo que Honduras pasara a formar parte del bloque comercial Alternativa Bolivariana para las Américas, conformado por naciones como Venezuela y Bolivia, para contrarrestar el dominio económico de Estados Unidos.

Durante la campaña presidencial de Hillary Clinton, Davis repitió una y otra vez la afirmación de que Obama no sería capaz de manejar una crisis "si lo llamaban a las 3 de la madrugada".

En su reciente vista a África, Obama habló sobre la importancia de la democracia. Sin embargo, en su propio patio trasero hay un golpe de Estado y su gobierno ha hecho muy poco para revertirlo. Obama viajará a México el 9 de agosto para reunirse con el presidente Felipe Calderón y el primer ministro canadiense Stephen Harper. Se prevé que Honduras sea uno de los temas de la agenda. La llamada a las 3 de la madrugada ya se hizo. ¿A quién escuchará Obama? ¿A la democracia o a los "expertos" contratados por los intereses especiales, contra quienes Obama prometió el cambio?

(Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna)

© 2009 Amy Goodman

Texto en inglés traducido por Mercedes Camps y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org.

*Amy Goodman es la presentadora de Democracy Now!, un noticiero internacional diario de una hora que se emite en más de 550 emisoras de radio y televisión en inglés y en 200 en español. Es coautora del libro Standing Up to the Madness: Ordinary Heroes in Extraordinary Times, recientemente publicado en edición de bolsillo.

Prensa Latina

El vicecanciller ecuatoriano Lautaro Posso destacó hoy la importancia que reviste para su país la visita del presidente cubano, Raúl Castro, invitado a los actos de toma de posesión de Rafael Correa reelecto en abril pasado.

Luego de recibir al gobernante cubano en la pista de la Base Aérea capitalina, Posso declaró a la prensa cubana acreditada a este evento que "es muy importante la presencia aquí de todos los mandatarios y de manera muy particular la del presidente Raúl Castro, representante de un país tan entrañable para Ecuador como es Cuba".

"Con el pueblo cubano, agregó, tenemos lazos hitóricos de muchos años. La presencia del presidente Castro honra al Ecuador y al Presidente de la República".

"Creemos, enfatizó, que esta toma de posesión con 14 mandatarios presentes y sobretodo con el Presidente de Cuba, va a ser muy valiosa y significa mucho para el pueblo del Ecuador".

Respecto a las relaciones bilaterales precisó que "con Cuba tenemos muchísimos campos de cooperación. Hay cooperantes cubanos en Ecuador en la educación, la salud, tenemos centenares de estudiantes ecuatorianos en Cuba y un comercio no muy grande pero importante".

"Tenemos una relación en todos los campos extraordinariamente buena", recalcó.

En respuesta a una pregunta de Prensa Latina sobre el contexto internacional en que se desarrolla esta reunión lo calificó de particularmente difícil, en especial "luego que en Ecuador el presdiente Correa decidió la salida de una base militar de Estados Unidos en nuestro país y que ahora, aparentemente va a instalarse en Colombia".

"La presencia de estos mandatarios en Ecuador implica que estamos en contra de esa decisión colombiana y no queremos tropas extranjeras en territorio de América del Sur", estimó Posso.

"Tantos mandatarios acompañando al presidente Correa es un mensaje claro, un rechazo a esas políticas que creíamos ya superadas", recalcó el diplomático.

pgh/prl

Prensa Latina

Los cancilleres boliviano, David Choquehuanca, y chileno, Mariano Fernández, se encuentran aquí para participar en las reuniones previas a la cumbre de jefes de Estado de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR).

Quiero aprovechar esta oportunidad para hacerles llegar un saludo desde el lago sagrado de los Incas, un saludo desde el pueblo boliviano a todos los hermanos de Ecuador, resaltó Choquehuanca en declaraciones al diario digital El Ciudadano.

Su colega chileno llegó por su parte acompañado del titular de Defensa de esa nación, Francisco Vidal, y calificó de trascendental la conmemoración del Bicentenario independentista para los países de América Latina de este 10 de agosto.

El ministro Vidal fue invitado a asistir al Desfile Cívico Militar de la Ecuatorianidad, que se celebrará mañana en la tribuna de Los Shirys, en el norte de Quito.

Se trata de la primera vez que se realiza un acto de este tipo en el marco de las celebraciones del Bicentenario del grito de independencia en este país.

El desfile será encabezado por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y asistirán además el vicepresidente Lenin Moreno, el titular de Defensa, Javier Ponce, demás miembros del gobierno, así como invitados extranjeros.

Tras la parada castrense, los quiteños disfrutarán de un vistoso desfile que hace referencia a la "ecuatorianidad", organizado en el marco de las actividades previstas por la conmemoración del Bicentenario.

En esta actividad se mostrarán carros alegóricos con diseños creativos que harán alusión al turismo, cultura y productividad de las 24 provincias de esta nación andina.

rc/lgo